Tipos de glaucoma

Existen distintos tipos de glaucoma. El más común se denomina glaucoma primario de ángulo abierto, también llamado glaucoma crónico simple. Otros tipos de glaucoma son el glaucoma de ángulo cerrado, el glaucoma de presión normal, el glaucoma pigmentario, glaucoma exfoliativo o pseudoexfoliativo, juvenil, congénito, etc.

Seleccione debajo el tipo de glaucoma del que desea tener información.

Puede ser de curso crónico o de aparición aguda. El de curso crónico también puede tener un episodio agudo.
Glaucoma crónico de ángulo cerrado: puede tener una evolución similar al de ángulo abierto, es decir, no tener sintomatología. Ocasionalmente puede tener un episodio subagudo, esto es, algún síntoma sin llegar a un ataque agudo.

Glaucoma agudo de ángulo cerrado: es un cuadro de emergencia que requiere tratamiento inmediato. Ocurre cuando el flujo de humor acuoso se interrumpe bruscamente, lo que genera una elevación brusca de la PIO. Los síntomas no son solamente oftalmológicos e incluyen dolor, visión borrosa, visión de halos coloreados alrededor de la luz, ojo rojo, náuseas y vómitos.

Es un glaucoma de ángulo abierto en el que existe daño en el nervio óptico y en el campo visual, similar al glaucoma primario de ángulo abierto, pero con valores de presión intraocular en los rangos normales. Es un cuadro no muy frecuente en la Argentina, aunque es más común en Japón.

Ocurre en bebés en quienes hay un desarrollo anormal de la malla trabecular o el ángulo del ojo. El glaucoma congénito puede estar descompensado, en donde la córnea se descompensa debido a la PIO elevada y en lugar de ser transparente es blanco-azulada. También puede ser compensado en donde la córnea se mantiene transparente aunque también es grave. El glaucoma congénito es quirúrgico.

Generalmente se usa éste término para describir la presencia de glaucoma en niños, adolescentes y adultos jóvenes. También se habla de glaucoma pediátrico para referirse a la enfermedad en niños.

Es un tipo de glaucoma de ángulo abierto en el que el iris libera gránulos de pigmento que circulan por la cámara anterior y se depositan en la malla trabecular. Es más común en adultos jóvenes de sexo masculino, particularmente miopes.

En esta condición, el ojo produce un material blanquecino que se deposita en la malla trabecular. Es más frecuente por encima de los 60 años en personas con ancestros europeos, particularmente alrededor del Mediterráneo. Es uno de los tipos más frecuentes de glaucoma.

Existen distintos tipos de glaucoma secundario, y son debidos a diferentes problemas tales como una inflamación intraocular, un traumatismo, un tumor, una cirugía previa, etc.

En esta condición hay vasos sanguíneos anormales que crecen en el interior del ojo y obstruyen el ángulo y la malla trabecular. Las causas más comunes de producción del glaucoma neovascular son la diabetes no controlada y la oclusión de las venas de la retina.