¿Qué es el glaucoma?

Para comprender qué es el glaucoma, conviene entender aunque sea someramente, cómo funciona el ojo. El ojo fabrica un líquido en forma constante llamado humor acuoso, que tiene varias funciones importantes. El humor acuoso circula dentro del ojo desde la cámara posterior a la cámara anterior, y sale del ojo a través de una serie de canales altamente especializados que forman una malla, y que se llama malla trabecular o trabeculado.

Circulación de humor acuoso en un ojo normal

Esta malla trabecular se ubica en una zona del ojo llamada ángulo camerular o, simplemente ángulo. De acuerdo a las características del ángulo se puede clasificar a los glaucomas en función de si el ángulo es abierto o cerrado, entre otras características.

Habitualmente existe un balance entre la producción y la salida del humor acuoso de forma tal de mantener la forma y la función del ojo. Cuando el humor acuoso no puede salir del ojo, la presión intraocular (PIO) aumenta, lo que puede llevar al desarrollo del glaucoma.

Si la presión está elevada en forma importante o por un período prolongado, daña el nervio óptico.

La presión elevada genera un daño en el nervio óptico provocándole una “excavación”.

El dibujo ilustra un nervio óptico normal. El dibujo ilustra un nervio óptico glaucomatoso. Nótese la excavación aumentada.

El nervio óptico es un conjunto de fibras que llevan la información de lo que vemos al cerebro. Cuando se daña el nervio óptico, se comienza a perder el campo visual. Primero se comienza a perder el campo visual periférico. En esta etapa el paciente no nota nada, y recién nota una disminución de su campo visual cuando ha perdido un gran porcentaje del mismo. Algunos pacientes pueden notar que precisan más luz, que ven borroso o que están deslumbrados. Los estudios disponibles en la actualidad son capaces de detectar el déficit visual con gran anticipación, mucho tiempo antes de que este déficit signifique un problema para la vida cotidiana del paciente.

No muy frecuentemente, el glaucoma puede ocurrir con PIO normal, lo que se denomina glaucoma de presión normal.